MALSÓCRATES: ANTIDIÁLOGOS

 En los diálogos de Platón, Sócrates, personaje central de los mismos, expone sus ideas sobre la justicia, el bien, la belleza, el amor.

En uno de esos diálogos, “El Critón”, Sócrates recibe la visita de este durante su encarcelamiento. Un Sócrates condenado por corromper a la juventud, se negará a huir con Critón, que ha logrado comprar a los carceleros, argumentando que responder a un injusto con otro injusto constituye un injusto mayor.


Ni que decir tiene que este ideal ético platónico se encuentra muy alejado de la conducta que adoptaría hoy un reo en una situación semejante.
Me he permitido crear un personaje llamado Malsócrates, que representa a un Sócrates inverso carente de escrúpulos y alejado del ideal de justicia. En el GRITÓN nos ofrece su primera lección.

“¡Cuánto has tardado Gritón!¡Ya estaba maldiciendo a tu ascendencia!”
“Lo siento Malsócrates.He tenido que sobornar hasta a las piedras”.
“Entiendo.¿Crees que es justo?”
“El qué”
“El auto de prisión dictado contra mí por corromper las instituciones bancarias”.
“¿Acaso te has convertido en un hombre bueno Malsócrates? ¿Desde cuándo te preocupa la justicia?”
“Ciertamente, tienes razón Gritón.El concepto de justicia me resulta esquivo”.
“¿Entonces?”
“Estaba pensando en la argumentación que ofreceré a los ciudadanos una vez liberado de esta prisión”.“He de parecer justo Gritón”.
“Ciertamente, qué sería de nosotros, los nobles, sin la apariencia.
“¿Es justo entonces el auto,amigo?
“Justo en grado sumo”. “Se te acusa de estafar a ancianas, corromper cuentas corrientes de inválidos, distraer cantidades heredadas por recién nacidos…”
“¿Y?”
“Se quedaron cortos”. También estafaste a viudas y a negros pobres”.
“Cierto Gritón”.“Pero tú que eres un hombre sabio, dime:¿acaso no me debía yo a mis accionistas?”
“Sí, Malsócrates, te debías”.
“¿No eran ellos los que sufragaban mi salario y me protegían de la rapacería de Hacienda”?
“Ellos eran, en efecto”.
“¿No debía yo, pues,evitar a toda costa que cayeran en la pobreza?”.
“Tenías que evitarlo”.
“Pues entonces es justo que desposeyera a viudas para dar satisfacción a accionistas.Si hubiera satisfecho a las viudas y arruinado a los accionistas, estos me habrían enviado a la cárcel directamente y habría caído en el mayor de los desprestigios”.
“En la cárcel ya estás Malsócrates”.
“Por poco tiempo.Gracias a que fui justo con ellos puedo escapar, pues cuento con recursos suficientes para comprar voluntades”.
“Tienes razón”.
“Más dejemos las disquisiciones Gritón. Abre la celda y marchemos a mi mansión. Hace ya dos días que no como langosta”.
“De acuerdo, pero:¿qué debo hacer con la cicuta que debías tomarte?”.
“Entrégala a los carceleros. Unos funcionarios de menos siempre es cosa buena para la República”.
“Cierto. Que la beban entonces y que les den, querido Malsócrates”.
“Así parecen quererlo los dioses Gritón”

2 comentarios sobre “MALSÓCRATES: ANTIDIÁLOGOS

  1. Por más que sepamos que: “las apariencias engañan“, o “dime de qué presumes y te diré que careces“, siempre caemos en la misma trampa; todos miramos el exterior y nos imaginamos el interior. La publicidad ahora es lo que importa. Se hace una campaña o se financia una causa y la verdad o la justicia no importa. Es deprimente peor real. Hay mucha gente valiosa que son tratados de locos por no seguir la cuerda del poder. Nada nuevo bajo el sol. Certera y valiente opinión.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s